Buscar:

miércoles, 24 de mayo de 2017

EL PECADO


Mi único pecado, señora, es levantarme cada mañana con el sabor de sus labios.

Imagen: Google