Buscar:

jueves, 22 de diciembre de 2016

ADOLESCENCIA


Escribo canciones con almohadas,
evocando las fantasías de adolescente,
en las que no hay dragones sin princesas,
ni malvados sin palabras hirientes;
extraños amores de cama,
que en todo caso recuerdan
que no valen bravos quijotes
para cazar los besos perdidos,
que las piernas con las que soñabas,
vestidas de blanco y elegante visillo,
no perderán el ropaje por suspiros
de un romántico cazador de estrellas.
Y mientras tanto, para vencer el anhelo,
te aferras a la punta de la lanza,
con el único y firme consuelo
de volver a soñar con ella una vez más.


Imagen: Pixabay