Buscar:

domingo, 25 de octubre de 2015

LAVADO DE IMAGEN


Todo el mundo sabía que era necesaria la comparecencia para el lavado de imagen. Nadie imaginó que el encargado de la limpieza sería el bote de Cristasol, con el que iban a dejar impoluta la pantalla de televisión.



(C) Javier García Martínez; "Historias desde la almohada", en Amazon