Buscar:

jueves, 20 de agosto de 2015

¡QUÉ BIEN HUELE EL AMOR!

Me llevaste de la mano al firmamento; a poder tocar con las yemas las nubes; a sonreír al vacío, y luego mirarte de nuevo; a cerrar los ojos e imaginar que de verdad me amas,  que no existe ninguna frontera a nuestra pasión; me enseñaste a saltar la barrera de mis miedos, a pegar patadas marciales a los que mordisquean mis sueños. Me llevaste de la mano para enseñarme todo eso, y  al final no pude decírtelo, pero sé que lo viste dibujado en mi cara. El amor es una fragancia duradera.