Buscar:

domingo, 10 de mayo de 2015

CastellonEROS

Que Unaria Ediciones tiene en su catálogo parte de las mejores plumas de Castellón no es ningún secreto. Ni tampoco lo es ver a sus a autores embarcarse en los proyectos que su editora, Amelia Díaz Benlliure, les propone de vez en cuando. Del juego de palabras que ronda siempre por la cabeza de la editora, ha nacido CastellonEROS, una colección que pretende unificar la literatura y la sensualidad del sexo en un único ente. Ayer, en la Feria del Libro de Castellón, se presentó en público los primeros trabajos de esta curiosa y ardiente colección. 
  • Gardenía, de la autora Mari Carmen Castillo.
  • Gaëlle, de la autora Yolanda Quiralte.
  • La Marquesa de Seda, de la poeta  Lluïsa Lladó.
La editorial nos presentó unos trabajos impresos en un formato un tanto curioso: A6. Según explicó Amelia, la colección está formada por dos géneros distintos: relatos y poesía; ilustrados con una portada genérica, con una sugerente forma de pecho, pero identificables según el color de la portada, pues el fucsia chillón es para la poesía y el naranja está destinado para la narrativa.


¿Qué puedo decir sobre las escritoras que han abierto el proyecto? Tengo la suerte de conocer a las tres. Cada una de ella ha curtido su carrera literaria alrededor de su especialidad. Mari Carmen Castillo, es una excelente narradora fascinada por el género de fantasía y misterio, por este motivo siento una grandiosa curiosidad en  leer Gardenia, un relato erótico pero encuadrado en el género que su autora domina. Yolanda Quiralte, en la actualidad es todo un referente en cuanto a la literatura romántica española. En su escritura no se le escapa ningún detalle, pequeñeces que en muchas ocasiones lo son todo para el lector. Sobre Lluïsa Lladó poco puedo decir, pues la poesía es un género que se me escurre de los dedos; dicen que la poesía nace del corazón, aunque muchas veces he bregado con mí mismo para hacer algún que otro verso decente, alucino con la facilidad que tiene esta poeta para versar sobre el amor, la cotidianidad, con un lenguaje moderno y rompiendo ciertos moldes de la poesía.

En definitiva, tengo ganas de adentrarme en esta colección. ¿Por qué? Porque quiero leer a estas perlas de la literatura de Castellón, unidas por una emprendedora con un claro objetivo: hacernos subir la tensión al mismo ritmo que disfrutamos de la literatura. Gardenia, Gaëlle, y La Marquesa de Seda prometen noches en glande.