Buscar:

martes, 10 de febrero de 2015

IMPOSIBLE OLVIDARTE


Dime cómo quieres que te olvide, pues yo no sé hacerlo. Por más que lo intento, siempre te tengo presente, y no es sano, me hago daño. Saber que estás en brazos de otro me destroza, me amarga. Aunque el tiempo pase, yo no te olvido, ¿cómo podría hacerlo después de haber catado el almíbar de tus labios? ¡Imposible! Eres la piruleta que todo niño anhela, y a mí, todavía me quedan dientes con los que poder mordisquearte. Hazlo fácil, deja un poco de dulce para mí.