Buscar:

sábado, 14 de febrero de 2015

AMIGOS PARA SIEMPRE

Y ahora, con el sabor del carmín de tus labios, comprendo el estado agridulce que desde niños nos mantiene unidos. No rompas aquella promesa que en su día me hiciste, por un carnal beso. Tarde o temprano se nos pasará el capricho y te necesitaré conforme antaño.