Buscar:

viernes, 5 de diciembre de 2014

VOLVEREMOS A ESTAR JUNTOS


Ahora que ya no estás, que te han arrancado de mi mano, tengo tantas cosas que decirte. ¿Por qué no fui capaz de hacerlo en su momento? Son las pequeñeces que me hacen acordarme de ti: el cepillo para el pelo que compraste en nuestra visita a Roma, la ropa en la que todavía perdura tu olor. Sabes que nunca me gustó jurar, pero ahora es distinto, me veo obligado a ofrecerte mi segunda promesa más sincera; la primera ya la hice cuando te puse el anillo el día de nuestra boda. Te prometo que volveré a reunirme contigo, necesito ver de nuevo tu sonrisa. Quizá tardemos en encontrarnos, pero por el momento haré lo que siempre quisiste para mí: disfrutar de la vida, aunque tu cuerpo no esté junto al mío. Volveremos a estar juntos.