Buscar:

martes, 2 de diciembre de 2014

DESNUDA


Esta noche dormí desnuda. Me apeteció sentir el roce de las sábanas en mi piel. Me recordó a ti, cuando tus manos se encargan de explorar en secreto mi cuerpo. Sus caricias son inconfundibles, y las volví a recordar. Sé que no es lo mismo, pero me vale para  sentir esa sensación. Es lo más parecido a ti, no tengo otra cosa. Quizá esta noche duerma completamente vestida y sueñe contigo. Espero que seas tú el encargado de desnudarme, y poder sentir de verdad esas caricias que me estremecen. Hoy por el momento, me conformo con lo que tengo. Sigo desnuda sobre la cama, imaginando lo que me podrías hacer. Soy un corderito esperando al lobo. No tardes en venir, me enfrío.