Buscar:

miércoles, 25 de diciembre de 2013

TÓCAME



Cuando me tocas, sin hacerlo,
el calor y frenesí me corroe,
me reblandece sin saberlo;
entonces lo digo: te anhelo.

Tus caricias virtuales,
han comenzado una carrera,
convertida en virtudes,
y en nada pasajera:
sólo pasión que quema;
dedos convertidos en cerillas,
y el bastoncillo se esfuma...

...me has quemado,
en cambio mi ego has mojado.