Buscar:

domingo, 16 de junio de 2013

ALMA EN PENA




Esperando a la madrugada,
para vagar como alma en pena,
compartiendo con mi amada,
versos y letras que nos liberan.

Horas que se convierten en minutos,
palabras que son sentimientos,
cuando el sol muestra sus destellos,
las soluciones se prestan sin remedios.

Anoche volví a ser un vampiro,
que esperó su cuello para alimentarse,
de sus palabras, sueños y suspiros,
hasta que el sol le obligara a acostarse.


Al amanecer volví a ser un alma en pena...