Buscar:

viernes, 26 de abril de 2013

MIEDO A LA NOCHE


De pequeño siempre me dio miedo mirar debajo de la cama. Mi madre me reñía por dormir con la luz encendida. Me decía que fantasmas y bichos extraños no existían. Ahora no me preocupa, no tengo motivos para ello. Mi cama es un cúmulo de cartones, que encuentro por la calle. Hace poco murió apaleado un compañero. Después de la paliza, le pegaron fuego. Eso sí da miedo de verdad, la maldad de las personas. Todas las noches duermo expectante de si volveré a despertar. Cuando sea mi turno, espero que sea rápido.