Buscar:

domingo, 28 de abril de 2013

DULCE VENENO


Te juro que todavía no sé qué hechizo has utilizado en mí. Me haces daño, pero te sigo necesitando. Te mentiría si te dijera que me es indiferente que hayas estado en brazos de otro hombre. ¡No es así! Me corroe el hecho de imaginar que otras manos, que no son las mías, se han atrevido a acariciarte. Te juro, que todavía no sé que me has hecho: ni como, ni duermo. Si acaso bebo, es debido a que me imagino haciéndolo de tus labios. Aún no he podido olvidar el sabor de tus besos. ¿Fueron ellos los que me han envenenado? Te juro que te sigo amando, aunque no lo merezcas.