Buscar:

domingo, 28 de abril de 2013

CORAZÓN DE PIEDRA

Dicen que tu corazón es duro. Infranqueable como una muralla. Me atreví a treparlo. Resbalé y me di un duro golpetazo. Volví a intentarlo. Puse mis manos en él, e intenté subir poco a poco, como se deben de hacer las cosas. A punto estuve de volver a caer, pero en esa ocasión me diste la mano. Llegué a la meta, con tu ayuda. No es verdad eso que dicen de ti. Tu corazón no es de piedra.