Buscar:

lunes, 14 de mayo de 2012

TOCADO Y HUNDIDO







Cuando se dejan los deberes para última hora pasa lo que pasa. La temporada de fútbol 2011/2012 será recordada para el Villarreal C.F. cómo la temporada de falta de ambición por parte de jugadores y técnicos. ¿Mala suerte? También entra en el cúmulo de despropósitos que ha llevado a sumergir en segunda división al tan añorado aguerrido submarino de anteriores temporadas.

¿Qué ha ocurrido? Inexplicablemente, se ha echado en falta la dureza contundente que caracteriza al tío Roig en cuestión de "cantar las cuarenta" a sus subordinados. Tras una primera vuelta liguera con números que hacían presagiar el hundimiento, no se tomaron las medidas oportunas para enderezar el rumbo del equipo. Por otro lado, la marcha del carismático Cazorla hacia el Sur y las nefastas incorporaciones que hizo el Club para sanear las posiciones que supuestamente presentaban deficiencias hicieron no más que fracturar y debilitar el cascote, y claro está, en tiempos de crisis la pela es la pela.

¿Y ahora qué? Dado que el primer equipo ha arrastrado a 2ª división B al filial amarillo, toca una reestructuración a conciencia del Club: deshacerse de fichas inservibles que lastran la economía del club y unificiar los recursos deportivos para hacer un equipo competitivo cara la próxima temporada y luchar por el ascenso, por lo que se necesita mano dura y firme por parte de la presidencia.

Estamos tocados y hundidos, pero todavía no hemos sobado el fondo del mar.


Endavant Villarreal!