Buscar:

martes, 3 de enero de 2012

VIVIMOS EN UN PAÍS DE MIERDAS





¡ Siempre he odiado el "Buscaminas" ! Es más, aún recuerdo la primera vez que lo ejecuté desde Windows 3.11 y lo catalogué como basura al no llamarme la atención y considerar una perdida de tiempo el despejar casillas hasta que te echas en vista una mina acuática mal dibujada. Siempre fui fiel y leal al Nibbles que portaba QBasic.


Pese a mi odio personal por este juego no es el asunto que pretendo tratar. El caso, es que los pensamientos sobre el mismo se me presentan espontáneamente cuando paseo por los parques o plazas de mi pueblo.

¿Por qué? 

Se me hace un sufrimiento ver la dejadez permisiva que muchos ciudadanos dan a sus fieles mascotas. Es más, el sufrimiento se apodera de mi cuando veo, que a pesar de los muchos carteles existentes, la gente deja a sus perros vagar, jugar, orinar y defecar sobre los lustrosos mantos verdes de los parques. El sufrimiento se llega a convertir en agonía cuando paseando por las calles del pueblo  debes de ir cambiando de acera para ir esquivando las "cacotas" que los dueños de los perros dejan a exhibición del mundo entero. ¿ Esquivar ?, ¿Evitar?, ¿Cacota? , ¿Mina?... De ahí la relación instantánea que practico cuando me encuentro una de esas "minas".

El caso es que los dueños de estos animales creen que dejan tal artístico monumento a la vista y adelante, y no es así. No le echan ni imaginación la de enfermedades que tales tallas portean


Y es aquí cuando debería de entrar en acción las pertinentes autoridades locales, elaborando campañas de control de civismo, y a perro y dueño que sean pillados con las "manos en la masa" aplicarles la pertinente sanción económica o social y obligando al personaje en cuestión a la asistencia de un curso de civismo.

No cuesta tanto limpiar las necesidades de tu mascota. 


Vivimos en un país de mierdas... ¡Cómo suena y cómo huele!