Buscar:

domingo, 1 de enero de 2012

CHUTE DOBLE DE AUTOESTIMA


AUTOESTIMA


LA AUTOESTIMA, COMO CUALQUIER MEDICAMENTO,
DEBE DE SER SUMINISTRADA EN DOSIS CONTROLADAS.




El otro día me tocó visitar urgencias por cuestión de salud y no por ocio como algunos profesionales sanitarios nos hacen creer.

El caso es que, tras esperar pacientemente mi turno, aguantar el humor engreído del "curasanas" y después de darme cuenta de que me había visto todo cristo viviente el culo porqué a nadie se le ocurrió cerrar la puerta de la sala de curas mientras me pinchaban, decidí automedicarme y chutarme una doble de autoestima.


¿Hoy? Relativamente mejor. Me levanté, me miré al espejo y me vi mejor cara. Lo asombroso fue al atardecer, mientras me duchaba. Se me escurrió el jabón y cayó a tierra. Ni siquiera me paré a pensar en mirar detrás mientras me agachaba a recogerlo, así que dejé "tol hoyo" al descubierto, total estaba yo sólo en la ducha de mi casa, pero ¿ y si yo mismo hubiese sido mi propio agresor ? ¡ Es que estoy muy bueno y me subo por las paredes ! ... creo que me excedí en la dosis de autoestima a la hora de automedicarme.