Buscar:

miércoles, 28 de diciembre de 2011

LOS REGALOS CUSTOMIZADOS DE CAMPS










El error más grave que cometió Francisco Camps fue el de presuntamente aceptar un customizado regalo... ¿No le hubiera servido aceptar cómo a cualquier otro empresario un jamón por sus influencias? ¡Seguramente no se hubiera liado tal embrollo, porqué imaginen el caos que hubiera supuesto un juicio de tales características!


Palacio de la Justicia de Valencia, Diciembre de 2011.



Sr. Fiscal: Señor Mata ¿ Me podría decir que medidas tenían los jamones ?

Sr. Mata: Eran unas piezas de unos siete kilos de peso aproximadamente.

Sr. Fiscal: ¿ De que denominación ?

Sr. Mata:  ¡ De Teruel por supuesto ! Sólo tenemos primeras calidades en nuestras tiendas.

Sr. Fiscal:  ¿ Podría decir en esta sala cómo se alimentaban estos marranos ?

Sr. Mata:    100% de Bellota

Sr. Fiscal: ¿ Podría usted reconocer el cuerpo ?

Sr. Mata:    Daría fe de ello.


Una pausa en el interrogatorio ofrece un murmullo en la sala. De repente el Fiscal se dirige al centro de la sala y levanta dos trapos que ocultan unos objetos.

Sr. Fiscal:  Señoría, he aquí las pruebas catalogadas como número uno y número dos.

- El murmullo de la sala se convierte en una audible expectación. Ante el asombro de todos aparecen dos huesos de pata de jamón el cual el fiscal ya ha identificado como las pertinentes pruebas.  -

Sr. Mata:  ¡¡ Asesinos !!... Estos jamones sufrieron antes de ser devorados. ¿ A quién se le ocurre usar un cuchillo de sierra para pelar tal suculento manjar ? Por las trazas de los cortes fue cortado en cachos gordos en lugar de finas lonchas como manda la tradición... ¡¡¡ ASESINOS !!!


* * * 


 Tal vez el error de CAMPS fue de el de recibir un regalo que pueda llevar o no detrás un supuesto fraude aún mayor, pero que decir que conforme se están haciendo las cosas no deja de ser más absurdo que la mofa que he escrito.