Buscar:

domingo, 13 de noviembre de 2011

PROGRESO






El Castillo de Naipes se desmorona... EL efecto dominó ejerció sobre la endeble baraja y cayó.

No existen príncipes ni princesas, y si los hay no se les caracteriza de valientes. Luego cuando los que dicen mandar dicen SÍ y la ácida contraria polaridad contesta NO, suena a irrelevante, simplemente es inercia.

El que no puede comer, se las ingenia para echarse algo al buche, y luego, está el que pudiendo saciar su básica necesidad, no la escucha y se mira en un espejo público, y el reflejo no es el suyo, si no más bien del que quieren ver el resto de los comunes.

Nos hemos vuelto locos, hemos dejado paso a la evolución de lo común, y este ha sabido romper esquemas y básicos diagramas para hacernos intentar ver, que el progresismo es la solución a muchos de los problemas que tenemos en común las vidas humanas. Quizá crean en ello... pero ese progreso ha evolucionado a un ritmo vertiginoso el cual se nos ha escapado de las manos. Hemos sabido complicarnos con lo sencillo y básico...estamos locos o lo acabaremos.